Quiénes Somos

BREVE HISTORIA

En 1985, un colectivo de profesores con varios años de experiencia, decididos a llevar a cabo una tarea educativa interesante, nos constituimos en Cooperativa de enseñanza. Aspirábamos a constituir una auténtica comunidad educativa. Todos teníamos en común que queríamos una escuela compensatoria y gratuita, en convenio con las administraciones competentes, y que, como empresa responsable y autogestionaria, defendíamos la descentralización. Defendíamos que la escuela no debe transmitir ideologías sectarias ni utilizar recursos para el adoctrinamiento. Nos declaramos aconfesionales, respetando todas las convicciones religiosas.

En la actualidad, la plantilla está formada por catorce socios cooperativistas y siete profesores en plantilla.

IDEARIO

Desde que comenzó la labor docente, el Colegio Giner de los Ríos mantiene vigentes los siguientes principios que constituyen nuestro ideario y caracterizan nuestro centro:

  1. Creemos que el alumno/a es ante todo una persona singular, un ser racional y libre que esta llamado a perfeccionarse en una sociedad, con su propia concepción de la vida, la cual la comunidad educativa potenciará al máximo con sus recursos disponibles.
  2. Consideramos que todos los estamentos que intervienen en el proceso educativo (padres, profesores, alumnos) procurarán que la educación sea integral, por lo que es necesario conseguir en el alumno/a unos sólidos criterios de formación que le permitan desarrollar todo lo que de positivo tenga su persona.
  3. Partimos de la base de que el hombre fue creado para comunicarse con los demás, por lo tanto, el hombre como ente social debe ser educado para participar activamente en la vida social y cultural de su entorno, capaz de valorar la cooperación y la solidaridad para lograr un mundo más humano y justo.
  4. Aceptamos una educación crítica que fomente la interpretación de la realidad y que cree personas libres, con capacidad de elección personal dentro de una convivencia democrática.
  5. Entendemos la escuela como una unidad dinámica de educadores y educandos en la que predomina el aspecto formativo sobre el informativo, que favorece el diálogo y la convivencia constituyendo un equipo de formación permanentemente integral de todos los elementos que intervienen en el proceso educativo:
    • Como educadores aspiramos a una enseñanza de calidad, personalizada y activa, de equipo,…; que enseñe a aprender, a consultar, a adaptarse a la cultura y al uso de la tecnología sin dejarse esclavizar por ella.
    • Los alumnos/as participarán activamente en el funcionamiento y en la dinámica del centro en función de su edad.
    • Los padres y madres tienen un amplio campo de labor en la educación de sus hijos/as y su tarea no se reduce a la elección de centro sino a la participación libre en las decisiones de éste.
    • El diálogo frecuente entre padres/madres y profesores/as es necesario para obtener una información adecuada acerca del desarrollo de la personalidad, del estudio y comportamiento de sus hijos/as.
  6. El centro trataría de asumir el pluralismo ambiental. La pedagogía insertará la vida social en las aulas para que no exista un divorcio entre la realidad social y escolar.
  7. Desde el punto de vista religioso, el centro se declara aconfesional, respetando las creencias individuales y sociales siempre que no atenten contra la dignidad y el respeto a la persona.
  8. La disciplina debe estar encaminada a posibilitar la impartición, la recepción de la enseñanza, así como la creación y el mantenimiento de la convivencia pacífica entre profesores/as y alumnos/as: preferimos la disciplina preventiva a la correctiva.